miércoles, 29 de octubre de 2008

La Corona Mágica


Argumento: La malvada reina Idún, mediante engaños roba la Corona mágica de Brigabor para reinar así en todo el Sistema del Doble Sol. El mago Rahmán, acompañado del principe Zalk, su aprendiz Hanstor y la princesa Shaila y las mascotas (Shais y Potok) deberán encontrar la planta mágica del Planeta Negro que es lo único que puede destronar a la malvada emperatriz.


ANÁLISIS DE "LA CORONA MÁGICA"





Lo mejor:


  • La buena filosofía de la serie: no se usa la corona mágica (pues moriría gente e la guerra), la forma en que es derrotada Idún (la espada de Zalk refleja su verdadera naturaleza sin utilizar la violencia), el destinado para la planta mágica era alguien sin poderes mágicos (Zalk).
  • Los gopul recuperarán su aspecto gracias al lago.
  • El final está cerrado, pues ningún esbirro de Idún puede regresar desde el otro lado como una nueva amenaza, aunque sí queda una pequeña puerta abierta en la frase de Idún diciéndole a Croin que no vivirá para siempre.
  • Trama sencilla con diálogos bien cuidados.



Lo peor:


  • Los movimientos de los personajes son planos, no se mueven con naturalidad, deberían haberse esmerado más técnicamente.
  • La corona mágica, pese a dar título a la serie, casi no aparece no tiene importancia. Podía haberse titulado “La planta mágica” o “El planeta negro”.
  • El niño mago Hanstor está desaprovechado, podía haber tenido más importancia una vez que Rahman había perdido sus poderes. Otro personaje desaprovechado es Lir (el caballo mágico), que les sirve para huir en algunas ocasiones, sobre todo al final, en el planeta desierto cuando se encuentran con Aclark y su robot Kruma.
  • Tramas descolgadas: El cristal de Hanstor no tuvo ninguna relación con él (pese a que estaba destinado a él), Rahman pierde el  anillo de Idún y no volvemos a saber nada más de él, hay muchos “va y viene” sin motivo al Planeta Negro.
  • Tramas que podrían haber dado más de sí: el laberinto y las 7 puertas, las pruebas que supera Zalk para alcanzar la planta mágica. Eran buenas ideas, pero tuvieron poco atractivo.
  • Sakiam es un personaje que parece forzado para que forme pareja con Aclark.
  • Rahman es demasiado torpe cuando no se percata de que está ante Idún ni al principio (cuando roba la corona) ni al final cuando ella y los brujos se hace pasar por los protagonistas y las mascotas Potok y Shais les rehuyen ¿cómo no se dio cuenta de algo que era evidente para las mascotas?



Lo más:


  • Ridículo: el dibujo del personaje de Zohak (pequeño, encorvado y con la punta de los zapatos levantada), Idún levantándose con un camisón, y cuando Potok se estira para que puedan salir de las arena movedizas.
  • Desconcertante: Zohak se transforma en Zalk con una pócima y no sabe mantener su aspecto ni su voz y, sin embargo, a Shanapai la transforma en Shaila con un simple hechizo.
  • Gracioso: Idún descubriendo al falso Zalk.
  • Increíble: el pacifista que quiere liberar a Zalk y Shaila porque considera injusta su detención.
  • Desaprovechado: Lir.
  • Interesante: la idea de las 7 puertas que te podían llevar a cualquier lugar y en cualquier tiempo. Lástima que no tuviera un mayor desarrollo.
  • Memorable: el amasijo de intrigas de los supuestos colaboradores de Idún frente a la trama de los buenos, que es muy simple.




EL GRUPO DE RAHMÁN:

Rahmán: Lo que resultó especialmente extraño fue el capítulo del sueño de Rahmán, pero sirvió para darse cuenta de que a magia del mago no iba a servir para nada en la nave sumergida, rehecho rechazó al grupo de Muzak cuando utilizó conjuros oscuros para entrar en ella. Estaba destinada al príncipe Zalk ¿por qué? Quizá porque él era el heredero de la corona mágica. Zalk siempre se muestra desinteresado, junto con Rahmán ayudan a Zohak en dos ocasiones aunque el arrepentimiento de Zohak era falso, y también al final con los Gopul. Zalk es el héroe pero a veces parece tener una personalidad bastante plana, de hecho, al final no se ve su heroicidad cuando se enfrenta con Idún y es la entrada de Shaila la que logra que no surta efecto la magia de Shanapai.

Hanstor tuvo un pequeño momento de gloria cuando ayudó al grupo con magia, ya que a Rahman le habían quitado la magia, pero a él no.

Sheila
tenía una personalidad muy fuerte (a Zalk le hizo gracia cuando la conoce), quería combatir y no le gustaba quedarse sola; enseguida se enamora de Zalk y se muestra celosa e incluso irónica con Sakian (que apareció avanzada la serie y la liaron de manera injustificada con Aclark, príncipe del Planeta Desierto y hermano de Shaila). Los celos de Shaila le cegaron el juicio cuando le preguntó a Rahman cómo sabía que quien se había liado con Idún no era el verdadero Zalk (eso ni se pregunta). Idún utilizó la imagen de Shaila para engañar a Zalk, al que nunca le perdona haberla rechazado.

Potok (la mascota renacuajo de Zalk) y Shais (la mascota mono de Rahman) fueron los personajes menos ciegos del grupo, los únicos que reconocen a Idún y a los Grandes Brujos bajo la apariencia de sus amigos.

Sakiam representa a la mujer intrépida, que se las tiene que arreglar ella sola para volver con el grupo. Representa lo que era la civilización gopul antes de su degeneración con la llegada de Idún
.


EL GRUPO DE "LOS MALOS"


IDÚN: nuestra amada emperatriz.
Lo más importante de ella es la combinación de belleza ay poder: gracias al cristal azul tiene belleza y logra engañar a Rahman para conseguir la corona mágica. Al final, la escena se invierte: logra engañar a Rahman y a Zalk haciéndose pasar por Shaila, pero cuando Zalk está a punto de sentarse en el sillón que le llevará al otro lado, no puede resistir la tentación de robarle la espada de la planta mágica y atacarle, pero ahora su fealdad se refleja en la espada, se asusta y cae en el sillón. Ahora el verdadero poder le ha quitado la belleza, llegando a mostrarla primero como era al principio y después con imagen de ogresa, como verdaderamente es por dentro.

ZOHAK: el gran visir
Ésta es una serie donde uno llega a pensar que el protagonista debería de haber sido Zohak, que dicho sea de paso, tiene los mejores diálogos y música propia.
Su relación con Idún: La escena más graciosa es, sin duda, el momento en el que Zohak se transforma en el príncipe Zalk para tratar de casarse con Idún y lograr así apoderarse de la Corona Mágica. Idún pica e anzuelo justo en un capítulo en el que habían capturado al verdadero Zalk, que recibe extrañado las disculpas de Idún por el trato que le dan los guardias. Al final del capítulo, Idún se va en una nave con el falso Zalk que comienza a perder su apariencia para ir convirtiéndose de nuevo en Zohak, el grito de Idún mientras vemos alejarse la nave es antológico.
Zohak despliega un gran elenco de tratamientos hacia su emperatriz: “mi atractivísima señora”, “mi clementísima”, “mi despotísima…”, “mi cruentísima…” Ya lo dijo Argio “¡Qué bien mientes, Zohak” ante frases como “Ya se me ocurrirá algo” “ ¿Por qué la emperatriz ha hablado contigo?” Idún, que no aguanta a Zohak piensa continuamente “Lo voy a mandar con…. que se lleva muy mal con él” y en esos puntos suspensivos estarían el resto de sus secuaces pues todos se llevan mal con el envidioso de Zohak. A Zohak no lo engaña “Yo soy el gran visir, a mí ya no me puede ascender más… no quiere” (esto último lo dice por lo bajo). Al final Idún lo envía a trabajar a las minas por tratar de robar la corona y huye en un cubo de basura, Es una lástima el final estúpido que tuvo Zohak: merecía mucho más que pasar al reino de los Grandes Brujos con Atuak para darles un recado y no regresar.

Su competencia va disminuyendo, al principio logra robar el cristal de Hanstor y las fórmulas de Rahman con una facilidad tremenda, sin embargo luego es una incompetente, incapaz de tratar con los gopul y con su jefe, que le recuerda que obedecer a Zohak no es obedecer a Idún. En una ocasión Zohak intenta persuadir a Idún para que no mandar a otro secuaz por incapaz, ella le contesta que se está definiendo.
Su trato con sus subordinados se resume en: “Mercenarios, no hay recompensa, y si la hay será para mí”, “yo ya tengo mi sitio, los demás os apañáis”, “traición, sublevación, insubordinación, conspiración, ¿cómo te atreves a despertar a tu visir?” “¿que Idún ha llamado?, ¿por qué no me has despertado?”, “Iría yo, pero para eso os tengo a vosotros”. Y cuando está con Argio y tienen que despistar a la guardia le sobra con tirar una piedra “¡qué hábil has sido!” le dice Argio, a lo que él contesta “no es que yo haya sido hábil, es que nuestros guardias son muy incompetentes”.

Se llevaba fatal con Balark, el dragón de Idún, hasta el punto de que cuando Hiwaga perdió a Balark, liberó a Zohak para encontrarlo. Su peor enemigo Balark y su peor aliado Argio.

ARGIO: el rival de Zohak.
Empezó siendo muy responsable (era mentira que se quería quedar con el tesoro, tal y como lo acusó Zohak), pero al final se ve arrastrado a mentir con Zohak. ¡Qué bien mientes Zohak!” es su frase más recordada. También es el peor aliado de Zohak, recordemos cuando Idún lo envía para que se mantenga en órbita por si Zohak necesita ayuda… y la necesita…¿y qué hace Argio? “Hay que ayudar a Zohak, que espere” horas después “No puede retardarlo más, no tendría excusa ante Idún” “Aterrizamos” “Haremos una búsqueda sistemática para encontrarle: hoy lo buscamos aquí (que no está), mañana allá (que tampoco estaba)” . Pero al final colaboran: engañan a Balark para dejarlo allí mientras se largan y… ya se inventarán alguna excusa.

SEKIM: una mente cuadriculada
No sólo porque Zohak lo llame “cabeza cuadrada”, sino porque él cree que esa expresión de Zohak es un halago para persuadirlo y conseguir algo. Su frase más célebre es “No le llevo los prisioneros a Idún porque esas no son las órdenes”.

HIWAGA: el conspirador.
Es el gobernador de Pantak. Tenía un no se qué que le daba un aire afeminado, con su voz suave, hablando despacio y utilizando sus poderes mentales.. Su idea más brillante fue soltar a Zohak y a Argio par a encontrar a Balark antes de que Idún se enterase de que ell dragón se le había escapado. Conspiró con Muzak y con Sark para lograr la planta mágica.

MUZAK: el chaquetero.
El gobernador de Luhan, especialista en conjuros oscuros y en cambiar de bando: primero con Idún, luego con Hiwaga y Sark, después con Zohak, después con Apshanai y Boalcas, después con el príncipe Zalk, luego aceptando la ayuda de Aclark (el hermano de Shaila). Su frase. “¡qué torpe eres, qué lento aprendes, ahora no son nuestro enemigos, son nuestros aliados!”.

SARK: la antagonista de Zalk
Ella fue la primera en entrar en la nave pero no pudo llegar hasta la planta, que estaba destinada a Zalk. Según Zohak, “nunca le cayó simpática a nuestra emperatriz”.

BOALKAS y APSHANAI: el punto y la “i” azul: los liantes.
Idún los envía a destruir el planeta negro, ellos deciden no destruirlo, hacen planes por separado se atacan entre ellos y al final el pequeño Boalkas y el alto Apshanai se acaban aliando con Muzak para conseguir la planta mágica contra el poder de la corona. Se llevan mal, pero cuando se trata de destronar a Idún ellos se alían.

ATUAK
: el sustituto de Zohak como visir.
Un auténtico “ojo al parche”, los subordinados llegaron a decir que era peor que Zohak (increíble, pero cierto), se le subió el cargo a la cabeza” No temas nada, me tienes a mí” a lo que Idún le contestó cínicamente “¡Qué voy a temer si te tengo a ti” Pues no lo necesitaría tanto cuando lo mandó al otro lado.

SHANAPAI: la cismática.
Sembró la cizaña, era la más ambiciosa: quería la corona mágica y para ello engatusó a Zohak con comentarios empalagosos “tú con tu inteligencia tendrías que ser nuestro emperador… había oído hablar de ti… cómo te admiro”. Pues encima Idún le dio a ella la corona: ella fue la última baza de Idún, pero fracasó., claro.

GRANDES BRUJOS: los del otro lado
La “vieja decrépita” Croin y los otros dos, siempre con sus avisos “eso es imposible…nada puedes hacer… no puedes destruir el planeta negro,… ésta es la última vez que te ayudamos”. Sin embargo, ellos son los últimos que le quedan al final a Idún para tenderle la trampa a Zalk. Ellos cierran la serie pasando a los colaboradores de Idún al oro lado para siempre e impidiendo una nueva amenaza en el sistema del Doble Sol.

BALARK: el favorito.
El dragón de Idún. No puede tragar a Zohak, n Zohak a él, hace lo que le da la gana, obedece a Rahmán cuando lo hechiza (llevaba razón Zohak, por una vez no había mentido, pero Idún no lo creyó). Fue muy espectacular, pero nada más.

LOS GOPUL: mucha fuerza, poco seso.
Realmente eran las víctimas, esclavos en las cuevas del Caínca. Habían degenerado como raza por culpa de Idún y al final se vuelven contra ella cuando se enteran de que quiere destruir el planeta negro con ellos dentro. Su final es esperanzador: recuperarán su antiguo aspecto, que es el de Sakiam. La escena más repetida: el jefe de los gopul dándole un puñetazo en la cabeza siempre al mismo gopul por pensar, porque eso es un privilegio suyo.

11 comentarios:

  1. Oh-Dios-Mío!
    Todavía no he leído el análisis de La Corona Mágica, pero estoy muy emocionado por el simple hecho de que alguien haya escrito una cosa así! Seguro que no tiene desperdicio!
    Gracias!
    :-)

    ResponderEliminar
  2. Hola, Emilio José, soy Silvia, la hermana de Alicia y coautora de algunos de estos análisis.
    Me alegro de que te haya gustado.
    Lo de la form,a de moverse de los personajes es, desde mi punto de vista, muy "chulesca", me gustaría saber si lo hicieron así intencionadamente.
    Tienes razón respecto a Twin Peaks, aunque allí dejaron muchos más cabos sueltos, ja, ja.
    Gracias por opinar, esperamos volver a verte por aquí.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué pedazo de análisis! He recuperado la serie hace poco y me la he visto entera, y este es el tipo de reseña exhaustiva que me gustaría poder escribir para mi blog. Ten por seguro que lo enlazaré desde la reseña que escriba, que no será tan extensa, sino quizá algo más personal. Coincido con las apreciaciones de lo malo y bueno de la serie.

    Como comentario, creo que donde dices "el pequeño Boalkas y el alto Apshanai" está invertido, ahora que me la acabao de ver, el alto era Boalkas.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Erik!!!
    Me alegro d eeque te haya gustado.
    Si te has visto la serie a lo mejor has notado que a Boalkas y a Apshanai les invierten el nombre en más de una escena. Creo que ni los propios guionistas se aclaraban.
    Como Shanapai solía ir con el alto, imaginé que éste era Apshanai (por el parecido de los nombres, ja ja).

    También me he "inventado" cómo se escriben algunos de los nombres, aunqiue otros venían en los títulos de crédito finales.

    Saludos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Silvia:

    Es verdad, en los primeros capítulos que salen me costaba identificarlos por nombres porque a veces les cambian, aunque creo que la mayor parte de las veces salen como digo. En cualquier caso es un detalle sin importancia jejeje la serie sigue siendo una pequeña joya y tu artículo inmejorable :D

    Lo de inventarse como se escriben los nombres es normal, algunos salen y otros no; creo que son buenas elecciones las que hiciste.

    Tengo la entrada preparada ya, pero no saldrá hasta el 23 de diciembre (escribo con bastante antelación ajustando las entradas a un calendario junto con mi compañero de blog), que los jueves, que es cuando ponemos estas entradas, ya están copados hasta ese día ;-)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Hola, Eric, espero acordarme, me gustará mucho leer tu entrada de "La Corona Mágica"(supongo que tu blog es "El mirador de la frontera", es el único que aparece en tu perfil)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por tu esfuerzo. Suponía que no era así, pero hasta hoy tenía la sensación de ser la única persona que se acordaba periódicamente de esta serie.

    ResponderEliminar
  8. Hola Alicia,
    Acabo de leer el análisis de la Serie La Corona Mágica, de la que fuí Director y Guionista. Gracias por un análisis tan certero.
    Para una mejor apreciación, habrías tenido que estar presente en todas las dificultades que se me presentaron entonces, de todo tipo, para escribir los guiones, encontrar animadores(tuve que ir a China), capitalistas (se quedaron con todo), en fin, una odisea.
    Ahora he publicado en Amazon la version literaria de la obra, para entretenerme.
    Gracias, de verdad.Cualquier pregunta al respecto, mi email es juanramon.pina@gmail.com

    Juan Ramón Pina

    ResponderEliminar
  9. Como Autor, Guionista y Director de La Corona Mágica, agradezco este análisis certero de mi obra.
    Para conocerla mejor, habría sido preciso estar presente en los tiempos de realización, y ver las dificultades que hubo.
    El libro esta en Amazon, publicado este año.
    Para cualquier consulta, mi e-mail es juanramon.pina@gmail.com

    Gracias, de nuevo.
    Juan Ramon Pina

    ResponderEliminar
  10. Ya he escrito tres veces mi opinión favorable de este análisis de la Serie La Corona Mágica, de la que fuí Autor, Director y Guionista, y que me costó muchísimo esfuerzo sacar adelante.
    Gracias.
    El libro está en Amazon, y mi e-mail, para cualquier comentario o pregunta, es juanramon.pina@gmail.com
    Juan Ramón Pina

    ResponderEliminar
  11. Hola, Juan Ramón.

    Soy Silvia, la hermana de Alicia (mi hermana no pasa últimamente por el blog) y, aunque va a nombre de Alicia, los análisis los hacemos entre las dos.

    El blog tiene activada la moderación de comentarios, por lo que no se publica hasta que entro yo en el blog.

    Primero enhorabuena por la serie, ya veo que fue toda una odisea, pero el resultado fue una serie muy entretenida que muchos recordamos, y de la que hay muy poca información en la red. Una serie con mucha imaginación y grandes dosis de aventura.
    Me encantó el personaje de Zohak, un acierto total, aunque sí que lamenté su final.

    Me alegro de que te haya gustado el análisis.

    Saludos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar