miércoles, 30 de junio de 2010

David, el Gnomo

Argumento: David y su esposa Lisa son un matrimonio de gnomos que viven en su casa del bosque llevando una vida de paz y armonía. David es médico y acude con su zorro Swift para atender a todo el que lo necesita, para ello debe tener especial cuidado con sus mayores enemigos: los trols.

ANÁLISIS DE “DAVID, EL GNOMO”




Lo mejor:


La frase de los títulos de crédito iniciales: “Nadie es mejor por ser más grande”.
La introducción donde David y Lisa enseñan su casa y cuentan cuántos tipos de gnomos hay, cómo viven, quiénes son sus enemigos, cómo se defienden…
La armonía que mantienen con la naturaleza y con los demás animales. Es tal que ellos mismos se convierten en parte de la naturaleza cuando mueren (David y Lisa se convierten en árboles con las ramas entrelazadas).
El ambiente de paz, felicidad, sin materialismo.
La importancia de la profesión del médico: curar, sanar. Serie bien documentada, tanto en la profesión de David como en el comportamiento de los animales.
La banda sonora de la serie: “Soy un Gnomo”, “David” y “Swift”.

Lo peor:

Excesivamente moralino al hablar de los hombres: los gnomos parecen perfectos y la imagen del hombre se generaliza en sentido negativo (”esos que contaminan”, “los que hacen esas carreteras”…).
Sexismo: David dice que los gnomos tienen siempre gemelos: 2 niños, 2 niñas o niño y niña, y a la niña se le enseñan “cosas de niñas” (cocinar, llevar la casa…).
El asco excesivo que dan algunas escenas de los trols.
Hay capítulos muy monótonos.

Los secretos de los gnomos:

El nacimiento de cada gnomo va asociado a un árbol, y también a la hora de morir (David y Lisa se convierten en dos cerezos rosas entrelazados).
Hay varios tipos de gnomos según el lugar donde viven: el del bosque, el del jardín, el de la granja, el de la casa, el de las dunas y el siberiano.
Unidad matrimonial: normalmente se casan a los cien años de por vida, escogen un árbol bajo la cual construyen su casa con trampas para evitar animales como los tejones. Suelen tener animales de compañía (David y Lisa tienen ratones caseros y un grillo).
Hay mucha unidad entre los gnomos.
Las mujeres sólo se quedan embarazadas una vez, y siempre tienen gemelos: niño y niña.
Pueden ser muy longevos (David tiene trescientos noventa y nueve años). A los cuatrocientos años van a la montaña del más allá.
Se alimentan de productos de la naturaleza.
Conocen remedios naturales.
Al alcanzar cierta edad utilizan un gorro cónico.
Tienen “El libro secreto de los gnomos”: cada noche leen un capítulo y pronuncian la única palabra que los humanos están autorizados a decir: "Slitzweitz", es su manera de despedirse).
Se saludan frotándose la nariz.
Temen a los gatos, evitan a los trols y desprecian a los hombres por la contaminación que causan.

Temas:

Tema de la paz: en el primer capítulo David dice que los humanos envidian a los gnomos porque viven en una gran paz y armonía que contrasta con unas escenas desalentadoras del mundo de los hombres.

Tema de la importancia de ser médico: en “El oficio de curar” se ve cómo se puede aliviar el sufrimiento de una persona.

Tema del desprecio a la riqueza y al materialismo: en “El leñador”, éste puede pedir tres deseos: primero pide oro, pero luego, por los problemas que le acarrea, pide a David que lo saque del apuro que le ha provocado el oro.

Tema del egoísmo: en “Una lección al gnomo Kostia”, le quitan el gorro y no se lo devuelven hasta que deje de ser un egoísta.

En “La piedra sin sombra”, David y Lisa deben superar tres pruebas para llegar a la piedra son sombra: Superarse a uno mismo (lo logra Lisa, porque ha pasado mucho miedo y ahora ya no lo tiene), Pensamiento puro (Lisa le dice a David que se concentre en ella y en lo mucho que la quiere) y Valor (prueba para la que se necesita mucha fuerza y que es la única que pasan los trols).

Tema de la felicidad: en “El viejo médico”, David se hace amigo de un niño, cuando el niño se hace mayor se convierte en médico; cuando ya es anciano está solo y es infeliz, entonces David va a visitarlo y le regala un reloj que le gustaba de niño y le dice que le dará felicidad por ser algo de los gnomos.

Tema de la armonía: “La montaña del más allá” es el último capítulo, en él se ve la armonía y la forma de ser inmortal de los gnomos al convertirse en parte de la naturaleza.

Los trols:

Huelen mal, por eso se nota su presencia antes de que lleguen. También ellos reconocen la presencia de los gnomos por el olfato.
Son cueles con los animales y con los gnomos, con los que les gusta divertirse.
No son inteligentes y es fácil engañarles.
Les gustan las cosas que huelen mal.
Viven en cuevas.
Los rayos del sol les convierten en piedra.
Sienten una gran codicia hacia el oro.
Les gusta emborracharse con whisky y cerveza.
La madre de los trol tiene un carácter diferente: suele escuchar a los gnomos y se deja aconsejar por ellos. Considera que lo que hacen sus hijos son travesuras.




Cómo diferenciar a los trols:

Hooley: jefe trol, es un poco calvo.
Poopey: trol con el moco colgando.
Pat: trol con pecas.
Pot: trol que sesea al hablar.
Ingrid: la mamá trol.

Lo más:

Alegre: Susana, la nieta de David.
Simpático o grosero (para gustos y opiniones): David secándose el culo con la toalla a la vista de todos los espectadores.
Inteligente: cuando los trol atrapan a David, Lisa va a rescatarlo engañando a los trols con una comida que los deja dormidos.
Temeroso (para los trols): Ingrid, la mamá trol. Lisa les llega a amenazar con contarle a su madre lo que han hecho.
Despectivo: una trol cambia a su bebé por uno humano porque es blanco.
Estúpido: como Swift se quedaba solo al final, le buscan una compañera un instante después de dejar a David y a Lisa.
Inesperado: la única vez que escuchamos el pensamiento de Swift.
La mayor “faena”: David envía a Swift a ayudar a los trols.
Bullicioso: los cantos de los gnomos. David es el que mejor baila.
Maloliente: los trols.
Misterioso: los espejos de “El bisturí mágico” (en uno de ellos David ve dónde está el bisturí que ha perdido).
Costoso: salvar al oso en “El oso atrapado”.
Solícito: David prepara en Swift un asiento para que Lisa vaya cómoda.
Perseverante: aunque estén los trols, ellos siempre siguen hacia delante para ayudar a quien lo necesite.
Romántico o empalagoso (para gustos y opiniones): la despedida de Lisa a David “Adiós David, mi amor, mi compañero”.

La pregunta del millón:

Tanto criticar a los hombres por la contaminación y ….¿lo que fuma David?, ¿no contamina?

5 comentarios:

  1. Acabo de leer esta entrada y me ha encantado porque es una serie que no podía parar de ver de pequeña. Lo único que tengo que objetar es que los gnomos tenían gemelos, sí, pero podían ser dos niños, dos niñas o niño y niña. De hecho hay un capítulo en el que David tiene que ayudar a una familia porque uno de los dos niños es mucho más bajito que el otro y se debe a que tiene un parásito. Por lo demás, genial :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la puntialización. Lo editaré.

    Me alegro de que te haya gustado. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho, de hecho estoy tratando de comprar la enciclopedia titulada el libro secreto de los gnomos, solo la venden en espana y yo vivo en colombia, voy a ver como le hago.

    ResponderEliminar
  4. Felicitaciones, este blog esta buenisimo, me hizo recordar mi infancia, estoy tratando de ubicar quien venda la coleccion que se llama el libro secreto de los gnomos, yo vivo en colombia pero ya estoy averiguando en espana. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de que te guste el blog.
    No conozco esa enciclopedia. Espero que tengas suerte y la encuentres. Saludos.

    ResponderEliminar