miércoles, 7 de enero de 2009

Ulises 31

Argumento: En el siglo XXXI, de regreso a la tierra, Ulises mata al Cíclope para salvar la vida de su hijo Telémaco, de Thais y de Numaius; esto desencadena la ira de los dioses que condenan a Ulises a vagar por los mundos desconocidos donde será sometido a pruebas hasta llegar al reino de Hades, donde podrán encontrar el camino para volver a la Tierra.

ANÁLISIS DE ULISES 31




Lo mejor:
La originalidad y creatividad de las tramas.
Las referencias a los mitos griegos.


Lo peor:

En ocasiones se desperdician las tramas con finales inapropiados.
El fatalismo griego que trunca los destinos de algunos personajes.

Para recordar:

La agilidad de Ulises (esa elasticidad con la que mueve la cintura mientras lucha al son de la música)
Los poderes de Thais y la ternura con la que decía “Numaius, hermano mío”.
El mago negro (homenaje al malvado conde Zaroff).
El espejo de la verdad.
El minotauro, que sabía el camino de regreso a la tierra
La obsesión de Ulises por la tierra que no la olvida ni aún en el sillón del olvido.
El capítulo de Cronos: cuando Ulises debe dar la vuelta a los relojes para echar el tiempo atrás y evitar que sus compañeros mueran de vejez.
La piedra de Atlas que si se desequilibra puede destruir el universo.
La escena en que Thais y Telémaco caminan sin fin por una cinta Möbius.
Los petrificados cuyas sombras siguen corriendo.
La escalera que se invierte.


Lo más:

Lo más flexible: la cintura de Ulises
Lo más extraño: Los dioses castigan a Ulises por proteger a sus compañeros, al final lo perdonan por no abandonar a sus compañeros (toma criterio!!!!¿¿¿????)
Lo más estúpido: La bruja que petrifica porque cree que se han llevado a los niños y, al saber que no era cierto, se vuelve buena y todos tan felices y tan contentos (absoluta estupidez).
Lo más político: Nereo, las revoluciones de Lennos…
La mayor metedura de pata: los dioses hacen que Ulises se siente en el sillón del olvido para que olvide la tierra y no lo consiguen, al final tienen que devolverlo a su nave y fingir que lo ha soñado todo.

Los dilemas de Ulises y de los personajes de cada capítulo:

El argumento de los capítulos representa un dilema moral para Ulises: sacrificar a los suyos y volver a la tierra o ayudarles y renunciar a regresar a casa. Es la eterna lucha entre el destino fatal de los dioses y la libertad en el universo. Además, los dioses castigan a todos los que desean conocer sus secretos (Heratos, Sísifo, Circe, el Mago Negro…). Dilemas por capítulos:

El cíclope o la maldición de los dioses: desata la ira de los dioses para salvar a Telémaco
El planeta perdido: alejarse de este planeta significa que Numaius vuelva a su estado de hibernación.
Heratos: se debate entre ayudar a Ulises y la seguridad de la muchacha. Telémaco tiene que prescindir de la esfera para salvar la vida.
Eolo o el cofrecillo de los vientos cósmicos: le hace pasar por pruebas para tenderle una trampa, Telémaco abre el cofre para salvar a su padre perdiendo la oportunidad de volver a la tierra con el cofrecillo.
Sísifo o el eterno recomienzo: Sísifo intenta lograr su libertad a costa de Ulises en lugar de escapar con él.
Las flores salvajes: en ese planeta está el medio para devolver la vida a sus compañeros, pero a riego de la propia vida, ya que las flores atacan a todo ser vivo.
La insurreción de los compañeros: los compañeros les atacan y se apoderan del Odiseas, deben recuperar el control sin hacerles daño y salir de la zona de la atracción.
El sillón del olvido: le ofrecen a Ulises volver a la tierra él solo o continuar vagando con sus compañeros por el Olimpo. Realmente era una trampa para que Ulises eligiera el sillón donde olvidaría la tierra.
Los planetas opuestos: a través de un mensaje falso pidiendo ayuda, los dioses meten a Ulises en un campo de planetas del que no puede salir y donde morirá quemado o helado.
La laguna de los dobles: un falso Ulises y una falsa Thais tratan de matar a Telémaco y de llevar la nave lejos de donde no podrán volver
El tesoro de las sirenas: las sirenas te pueden ahogar pero también te pueden conducir hacia el camino a la Tierra.
La maga Circe: sabe cómo llegar a la tierra pero te esclaviza.
El laberinto del minotauro: para salvar a Teseo, Ulises mata al minotauro, que era quien sabía el camino de regreso a la Tierra.
Atlas: quitando la piedra desequilibraba el mundo pero en la piedra estaba el camino.
El mago negro: se recuperaban los compañeros pero debían participar en una cacería humana.
Calypso: falso mensaje pidiendo ayuda para que Calypso mate a Ulises.
El reino de Hades: el último dilema: vuelve a la Tierra él solo sacrificando a los demás o se queda allí eternamente.

14 comentarios:

  1. Muy buen resumen de la serie. Me ha encantado la parte de los conflictos. Enhorabuena Silvia.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Toni, me alegra de que te haya gustado.

    Ulises es una de las mejores series de dibujos, superoriginal y de esas que hacen pensar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Una muy buena serie!
    Me gusta el juicio crítico que manifestás al hablar de ella...
    es difícil de olvidar algunas de las escenas que mencionaste,
    entre las que no mencionas, el episodio donde Ulises disfrazado de méndigo monta un arco y dispara una flecha que pasa entre varias espadas y alcanza un objetivo, Telémaco también tenía un equivalente en este episodio!!!
    ...los dispositivos que utilizaba Ulises para atacar/defenderse: una espada de luz si no mal recuerdo y un escudo que activaba con un dispositivo en su muñeca,, tengo en la memoria el recuerdo de otras armas, pero no estoy seguro si pertenecen a esta serie!!!
    me gustaría adquirirla, con el doblaje que se utilizó en latinoamérica, vos la tenés?

    ResponderEliminar
  4. Hola, miximorales!!!
    No las tenemos con el doblaje de latinoamérica, mi hermana y yo somos españolas y sólo conocemos el doblaje castellano.

    No recuerdo el capítulo donde se disfrazaba de mendigo, le preguntaré a mi hermana, pues parece una gran escena.

    Gracias por comentar

    ResponderEliminar
  5. Otra serie para enamorarse.
    Posiblemente regresaran todos al planeta Tierra. Eso supondría la separación de las distintas especies. Aunque yo no me hubiese separado jamás de Thais, la Hermosa chica Azul con poderes.
    Ulises como ser Humano tenía que demostrar que la Voluntad del hombre no es fácil de manipular. Eso provoco un sinfín de pruebas en el que notoriamente salió vencedor.
    Ulises siempre conseguía desquiciar a los Dioses. La superioridad de estos fue compasiva y más aún al comprobar la semejanza de caracteres y la firmeza que en su insignificancia lo hacia superior
    Realmente fue una serie digna de ver.

    ResponderEliminar
  6. Es una serie magnífica.

    Yo creo que volvería cada uno a su planeta, pero Ulises cogería el Odiseus para visitarlos a menudo.

    Me ha gustado mucho tu comentario, escribes con mucha profundidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Completamente de acuerdo con el comentario de que es una serie de las que hacen pensar. Debo decir que no tenía idea de mitología griega antes de ver la serie y gracias a ella empecé a indagar libros y enciclopedias para informarme. Quitando al insoportable Nono el resto de personajes me parece magnífico. Como mi propio Nick indica no hace falta decir cual es mi episodio favorito. La piedra rodando hacia el precipicio y el pobre Sísifo escalando una y otra vez la cima de la duna. Aun se me ponen los vellos de punta cuando escucho: "Mis esfuerzos de hoy en las dunas deberé repetirlos mañana, y pasado mañana, y los días siguientes... Durante Toda la Eternidad". Impresionante.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Sisifo
    Esta serie una seria para recuperar, qué pena que las nuevas generaciones no puedan disfrutar en al tele de estos auténticos clásicos.
    La fuerza de la serie Ulises era inmensa, fascinante. Yo también comencé a interesarme por la mitología griega gracias a esta serie y la frase de Sísifo también se me quedó grabada, a demás de algunas escenas d ecorte trágico como cuando el tiempo hace envejecer rápidamente a los personajes, que se me quedó grabado en la retina.
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  9. Normal que no puedan disfrutar de estos auténticos clásicos, de eso se trata, a mi me pasó lo mismo que a Sisifo1984, yo leí la odisea (y la Iliada que conviene leerla porque es lo que sucede antes, la odisea es el regreso a casa después de la guerra de Troya) después de ver esta serie

    La idea estaba muy bien, mezclaba las viejas leyendas homéricas con el siglo XXXI, las series de antes estaban hechos para que los que entonces eramos críos tuviéramos interés por la cultura (aparte de transmitir valores)

    Ahora no están hechas más que para idiotizar, no es casualidad que antes hubiera solo 2 canales y mucha más variedad y creatividad que ahora con 50, lo mismo que la degradación del sistema educativo, no quieren cabezas pensantes sino una manada de tontos fáciles de pastorear

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las series de dibujos de hoy en día no valen nada, además del hehc de que las emiten por un tubo: canales enteros dedicados a series una tras de otra.

      Ya podían emitir las de antes, que al menos los niños aprenderían algo con las series "literarias", que hubo varias o las culturales al estilo de "Érase una vez".

      Saludos

      Eliminar
  10. Por cierto la escena de Telemaco y Thais caminando por la cinta sin fin la recuerdo perfectamente, y la voz de un dios oyéndose de fondo: míralos, caminan por una cinta sin fin, pronto morirán de agotamiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las voces de los dioses eran tremendas... mira la del capítulo de Sísifo cuando le decía ¿por qué no te fuiste con Ulises? ahora tendrás que empujar las piedra hoy y mañana y toda la eternidad. Esa me marcó mucho.

      El capítulo de la cinta sin fin resultaba muy angustioso, años después descubrí con sorpresa que era una cinta Möbius, un concepto matemático.

      Gran serie, que mezcla mitología, aventura y ns dejó en la retina unas imágenes y escenas inolvidables.

      Gracias por comentar.

      Eliminar